*El nuevo titular de la UIF, Pablo Gómez, llegó al cargo para desarticular al viejo sistema político integrado por empresarios y políticos panistas, priistas y perredistas corruptos y sinvergüenzas

*Conoce todo el entramado de corrupción que presuntamente armaron para imponer a Antonio Echevarría García en la gubernatura a cambio de que se mamá, Martha Elena García, como legisladora diera su voto a favor de la Reforma Energética de Peña Nieto

Pablo Gómez. Titular de la UIF.

Por: Servio Tulio Berumen

Tepic, Nayarit.- Martes 16 de noviembre del 2021.- Toda la historia de corrupción del fraude electoral que se presume se hizo en el 2017 en Nayarit para que llegara Antonio Echevarría García a la gubernatura, la sabe el nuevo Titular de la UIF, Pablo Gómez, quien puso a “temblar” a toda la familia Echevarría, tras advertir   que llega al cargo para “desarticular” al viejo   sistema político, integrado por empresarios y políticos panistas, priistas y perredistas corruptos y sinvergüenzas, que se han enquistado en las entidades federativas “chupándose” el presupuesto como vampiros hemofílicos, provocando un retraso de 50 años en Nayarit, al impedir el desarrollo económico, político y social.

Martha Elena García. Ex legisladora.

La llegada del diputado federal de Morena con licencia, Pablo Gómez, a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), puso a temblar al exgobernador, Toño Echevarría Domínguez y a la exdiputada federal del PAN, Martha Elena García, ya que Pablo Gómez, se presume podría atestiguar que la familia Echevarría García impuso por la vía presuntamente, del fraude electoral a su hijo Toño como gobernador de Nayarit en las elecciones del 2017.  

Hay que aclarar, que el nuevo titular de la UIF, fue precisamente aquella persona que impugnó ante el Consejo General del INE, en el 2015, la designación ilegal de la veracruzana, Irma Carmina Cortez Hernández, como consejera del Instituto Estatal Electoral de Nayarit (IEEN).

Irma Carmina. Presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa.

En ese tiempo, Pablo Gómez, quien era representante de MORENA ante el Consejo Nacional del INE, ya sabía que Irma Carmina, la actual Presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa (TSJ), era precisamente, la persona que iba a operar el presunto fraude electoral en las elecciones del 2017 en Nayarit, se presume, junto con el exconsejero, Sergio López Zúñiga.

Quien han denunciado fuentes al interior del IEEN, fue premiado presuntamente por Toño con 1 millón de pesos, antes de renunciar al cargo un mes después de las elecciones del pasado mes de junio de 2021.

Pablo Gómez, demostró con pruebas, que la veracruzana era una consumada panista y que por ese motivo, “no podía desempeñar el cargo de consejera, porque podría favorecer el triunfo del panista, Toño Echevarría García”.

Y el tiempo le dio toda la razón a Pablo Gómez, ya que Irma Carmina Cortez Hernández, fue impuesta presuntamente, por el Presidente del INE, Lorenzo Córdova, como consejera electoral del IEEN en Nayarit, la cual se presume, fue una de las principales encargadas, junto con el exconsejero, Sergio López Zúñiga, de operar el presunto fraude electoral a favor de Toño en Nayarit.

Ya que hay que recordar, que en diciembre del 2013, los exsenadores panistas, Martha Elena García,  Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez y Rosas Aispuro, entre otros, le exigieron al Presidente, Enrique Peña Nieto se presume, “un paquete de gubernaturas” entre ellas la de Nayarit, a cambio del voto a favor de la reforma energética.

De esta manera, tras amarrarse el presunto  trato entre el Presidente, Peña y los senadores panistas, le dejaron el paquete electoral al Presidente del INE, Lencho Córdova, quien se encargó presuntamente, de consumar el fraude electoral del 2017 en Nayarit, donde los exconsejeros electorales , Irma Carmina Cortez Hernández y Sergio López Zúñiga, se presume, fueron los autores principales.

Estas versiones se afianzaron más meses después, cuando la exsenadora y exdiputada federal del PAN, Martha Elena García, se presume, fue quien premió a la consejera electoral, Irma Carmina Cortez Hernández, primeramente, con el cargo de Fiscal Anticorrupción del Estado de Nayarit y después con el cargo de Presidenta del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), tras realizar una presunta negociación “puerca” y corrupta con Raymundo García Chávez, el famoso exchofer de Roberto Sandoval, que en cuatro años se hizo presuntamente  multimillonario con recursos públicos del estado, el cual sigue libre, gracias a la impunidad que le “regalaron”, se presume, Martha Elena García, la propia, Irma Carmina y el Fiscal, Petronilo Díaz Ponce Medrano.