*Se acabaron los lujos y derroches de funcionarios con dinero público

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Viernes 19 de noviembre del 2021.- Aprueban diputados locales,  la Ley de Austeridad que contempla acciones para eficientar y ahorrar los recursos del pueblo específicamente en el gasto corriente no prioritario, iniciativa enviada por el Ejecutivo Estatal, Miguel Ángel Navarro Quintero.

Se contempla también  blindar los programas prioritarios,  prohíbe los funcionarios “doble-chamba, adquisición de vehículos lujosos, uso de escoltas y viajes al extranjero sin importancia, subrayó la presidenta del Congreso local, Alba Cristal Espinoza.

“Toda clase de lujos, opulenta, toda la clase de la que millones de mexicanos estamos cansados de funcionarios con lujos quedan fuera. Se prohíbe la adquisición de coches o arrendamientos que superen un valor que no sea razonable para su uso”, reveló.

Dejo en claro que la austeridad no significa que habrá “recortes” en lo indispensable sino que se va a buscar eficientar el recurso en todos los ámbitos, sobre todo en la telefonía, fotocopiado y gastos secundarios.

“Están salvaguardados los intereses fundamentales para el buen servicio del gobierno como es la salud, la educación y el desarrollo”, remarcó Alba Cristal Espinoza.

Otro de los puntos que sobresale de esta ley es la eliminación de todos tipo de plazas que lo único que provocan es inflar la nómina además de  estar prohibida la duplicidad de funciones.

“Es importante porque vas a preguntar por un funcionario para hacer una actividad pero hacen exactamente lo mismo 3 o 4 personas y eso generará un ahorro sustancial y real”.

Y es que a partir de la entrada en vigor de esta Ley de Austeridad, se prohíbe la contratación de servicios de consultoría especial cuando se tiene la capacidad dentro del personal pero a veces se “utiliza de pretexto” para que se desvié dinero.

Esta normativa establece un comité encabezado por el Poder Ejecutivo que deberá presentar  informes de ahorro como resultado de esta ley pero también se tendrá un código de conducta que es un decálogo de cómo debe trabajar un funcionario público apegado a los valores.