*Fue un festejo sin precedentes donde participaron importantes líderes sociales de Nayarit y distintas partes del país, quienes además de expresar sus ideas políticas, le patentizaron al maestro, todo su cariño y gran respeto

Por: Arcelia García Ortega

Tepic, Nayarit.- Sábado 20 de noviembre del 2021.- El maestro Mora Iglesias, festejó su cumpleaños con muchos amigos que llegaron desde distintas partes del país. Gran parte, dirigentes de organizaciones civiles.

Fue un festejo sin igual: “Un Café Político”, donde además de demostrarle su aprecio al maestro Mora, los asistentes participaron con anécdotas políticas y con pensamientos políticos que nos nutrieron y motivaron a participar con nuestro “granito de arena” por un mejor Nayarit y un mejor México.

Todos eran de distintas ideologías políticas, pero con el mismo denominador: “Procurar una vida justa y democrática”.

El maestro Mora es un hombre preocupado siempre por los destinos de la Universidad Autónoma de Nayarit, es uno de los primeros que se han pronunciado desde hace bastantes años porque “se barra” toda la corrupción que se la ha acabado.

Señala que de nada sirve que dentro de la Universidad haya tantas personas con doctorado si no aportan nada afuera: “Se necesita rescatar el río Mololoa en serio, que no se vaya a tomar como negocio como se pretende.  Yo fui de los que participaron para que se construyera la Universidad, no para que se destruyera, recorrí los municipios, y ahora, voy a emprender la lucha para que rescatemos y fortalezcamos la Universidad Pública, que el pueblo de Nayarit hizo. Los campesinos, los comerciantes, aportaban kilo de frijol, kilo de maíz, ropa, zapatos, calcetines, de todo hasta monedas de plata, se hizo el camino de plata. Como Federación de estudiantes fuimos los impulsores. Buscábamos que nuestra Universidad como Alma Mater, estuviera orientando y participando en el desarrollo político, económico y cultural del estado. No es posible que estudien bioquímica y no monitoreen si el agua potable que nos llega a la casa de verdad es sana, y así podemos citar muchos temas”.

Mora siempre se ha pronunciado también por el rescate de “El Iztete”; le preocupa, como a todos los tepicenses, cómo viven las familias en La Escondida, Bellavista y las comunidades de alrededores. Es preocupante la contaminación.

El maestro está preocupado por todos los temas y tiene muy buenas propuestas como el que el agua, recurso natural, propiedad de la nación, ya no siga siendo negocio para los Echevarría y el grupo financiero de la Pep-sicola, el agua para beber, considera, la debe administrar el Gobierno del estado, que sea éste el que le venda a las dependencias de los tres poderes de gobierno, municipios y  organismos no gubernamentales, “¿cuándo dinero no entraría a las arcas públicas?, y eso se podría hacer a nivel nacional”, destaca.

Otro de los temas en los que está inmerso el maestro Mora, es que a los jubilados y pensionados se les pague otra vez de acuerdo al salario mínimo, no a las UMAS, porque el salario cada vez se va haciendo más chiquito por los aumentos de precios de todos los productos. Los jubilados y pensionados ganan en UMAS, la mitad de sueldo que deberían de percibir si se tomara el salario mínimo como base.

En su intervención, el luchador Social, Miguel Ibarra, como muchos los presentes, le patentizaron al maestro Mora todo su respeto, admiración y aprecio.

Ibarra consideró a Mora más hermano que sus hermanos. Además de mencionar anécdotas que vivió con el maestro, también narró que cuando laboraba como auxiliar en el gobierno que encabezó Gascón Mercado, cuando el actual Presidente, Andrés Manuel López Obrador era joven, vino desde la ciudad de México junto con otros 4 compañeros estudiantes de la Universidad Autónoma de México y por 5 horas dialogaron con Gascón Mercado, éste le pronosticó a Andrés Manuel López Obrador que llegaría a ser Presidente de la República, y llegó, por eso cada vez que pisa tierras nayaritas recuerda a Gascón Mercado.

Miguel Ibarra, con mucho orgullo, destacó que el 20 de marzo de 1905, en Bellavista, Nayarit se suscitó la primera huelga obrera del siglo XX, uno de los movimientos precursores del estallido general del inicio de la revolución mexicana el 20 de noviembre de 1910. Fue a  finales del siglo XIX y principios del siguiente los derechos laborales eran nulos, con empleados temerosos y bajo el yugo de patrones listos para castigar cualquier error. Fue donde surgieron los primeros brotes de inconformidad por parte de obreras y obreros, dadas las pésimas condiciones de trabajo en las que se encontraban; una de tantas de las inconformidades era respecto a las jornadas laborales en la fábrica ya que eran de entre 14 y 16 horas diarias, una situación que llevó al límite a sus empleados.

La huelga de Bellavista fue la antes que la famosa huelga de Cananea que estalló el 11 de junio del 1906.

El de Mora, fue un festejo edificante, que se aderezó con la presentación de su gran amigo Manuel, quien interpretó canciones de Álvaro Carrillo, Alberto Cortés, Julio Jaramillo, y demás cantantes que son recordados de generación de generación.

Y para sorpresa de todos, Mora también cantó, así como lo leen, además de ser un inquieto revolucionario ideas políticas, es artista, interpretó canciones de Leo Dan, Camilo Sexto, y otros grandes cantantes.

Fue una convivencia inigualable que nos hizo cantar a todos.

¡Enhora buena maestro Mora!