Podrían ser un riesgo para su familia y quienes les rodean

Por: Verónica Ramírez

Tepic, Nayarit.- Jueves 25 de noviembre del 2021.- Persiste un sector de la población en negarse a recibir la vacuna anti-covid, lo que representa un riesgo en la salud pública y provoca graves consecuencias para la sociedad que sí quiere protegerse.

Legalmente, no se puede obligar a los anti-vacunas a recibir el biológico porque tienen el derecho a la libertad y decidir a hacer con su cuerpo lo que les plazca.

Si bien, en Nayarit no se observan grupos anti-vacunas manifestándose en las calles, hay un sector de la población que no acude a recibir sus dosis de protección por motivos desconocidos.

Pero no se les puede obligar porque cada quien tiene la libertad de hacer con su cuerpo lo que mejor le convenga, por ello, lo que se requiere es hacer conciencia para que accedan y contribuir a los protocolos de sanidad, señaló el Secretario General de Gobierno, Juan Echeagaray Becerra.

“Hacer conciencia en la ciudadanía a aquellos sectores de la población que no quieren vacunarse –por situaciones que ignoramos- pero ese es un foco de contagio. Ese tipo de personas que no se quieren vacunar nos van a propiciar más contagios”, indicó el funcionario.

Reiteró Echeagaray Becerra que no se les puede obligar porque el Estado debe respetar su libertad a decidir qué quiere hacer con su cuerpo.

“Es un derecho fundamental la libertad para disponer de tu cuerpo pero hay una ley más baja, en cuanto a rango, que es el Código Penal cuando tú propicias un contagio es la comisión de un delito”, explicó.

Sin embargo, se debe “ponderar” entre los derechos fundamentales y el derecho que tiene la sociedad en su momento a sancionar a esas personas. Por ello, se debe apelar a un acto de conciencia de los ciudadanos en poder evitar este tipo de contagios vacunándose y sobre todo, llevando las medidas estrictas de seguridad.

“Debe de ser obligado pero ahí sigue existiendo el derecho fundamental de la persona a decidir sobre su cuerpo si recibe o no, esas vacunas”.

Finalmente, reiteró el llamado a las personas que se niegan a no administrarse los biológicos a reflexionar que su actitud puede perjudicar a su propia familia y a quienes lo rodean.