Esta nueva variante encontrada en África, ha generado preocupación internacional ya que elude la respuesta inmune generada por la infección previa o de la vacuna

África; jueves 25 de noviembre del 2021/agencias.- La comunidad científica internacional sigue con atención los datos sobre una nueva variable del virus SARS-CoV-2, que provoca la Covid-19, identificada como B.1.1.529, ya que tiene el doble de mutaciones que la variante Delta, incluidas algunas asociadas con eludir la respuesta inmune de las vacunas.

La variante recientemente identificada se ha detectado en Sudáfrica, por lo que algunas naciones, como el Reino Unido ya prohibieron los viajes.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido afirmó que la variante tiene una proteína de pico que es dramáticamente diferente a la del coronavirus original y sobre la que se basan las vacunas contra la Covid-19.

La variante tiene mutaciones que probablemente eludan la respuesta inmune generada tanto por la infección previa como por la vacunación. También mutaciones asociadas con una mayor infectividad. Se necesitan estudios de laboratorio para evaluar la probabilidad de que las mutaciones resulten en una eficacia de la vacuna muy reducida, dijeron científicos.

Funcionarios advirtieron al gobierno sobre la necesidad de actuar con rapidez y de forma preventiva en caso de que se confirmen las preocupaciones sobre el impacto de la variante, aunque podría tomar semanas generar toda la información necesaria sobre sus características.

Más temprano el jueves, científicos sudafricanos informaron que habían detectado la nueva variante de coronavirus en pequeñas cantidades y estaban trabajando para comprender sus posibles implicaciones.

La variante tiene una “constelación muy inusual” de mutaciones, que son preocupantes porque podrían ayudarla a evadir la respuesta inmune del cuerpo y hacerla más transmisible, dijeron los científicos a periodistas en una conferencia de prensa. También se ha encontrado en Botsuana y Hong Kong.

El Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles (NICD, por sus siglas en inglés) de Sudáfrica informó en un comunicado que se habían registrado 22 casos de la variante B.1.1.529 tras la secuenciación genómica.

“Aunque los datos son limitados, nuestros expertos están trabajando a tiempo completo con todos los sistemas de vigilancia establecidos para comprender la nueva variante y sus posibles implicaciones”, dijo el profesor Adrian Puren del NICD.

Sudáfrica fue el primer país en detectar la variante beta el año pasado. La beta es una de las cuatro que la Organización Mundial de la Salud califica “de preocupación”, porque hay pruebas de que es más transmisible y que las vacunas funcionan peor contra ella.

El país detectó a principios de este año otra variante, la C.1.2, pero no ha desplazado a la variante delta y sigue representando un porcentaje relativamente pequeño de los genomas secuenciados.

El ministro de salud británico, Sajid Javid, indicó este jueves que las vacunas contra la Covid-19 podrían ser menos efectivas contra la variante del coronavirus recientemente identificada.

“Lo que sí sabemos es que hay un número significativo de mutaciones, quizás el doble del número de mutaciones que hemos visto en la variante Delta”, dijo Javid a las emisoras.

“Y eso sugeriría que bien podría ser más transmisible y las vacunas actuales que tenemos pueden ser menos efectivas”, apuntó.