*El Rector, Ignacio Peña González, confirmó que no hay dinero y la esperanza es que den frutos las gestiones del gobernador Miguel Ángel Navarro Quintero, con la firma de un convenio con la federación

Por: Verónica Ramírez
Tepic, Nayarit.- Viernes 26 de noviembre del 2021.- Confirmado, ya no hay dinero en la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) para pagar la última quincena del mes de noviembre a los docentes y trabajadores del Alma Máter quienes parece tendrá por enésima ocasión, una navidad y fin de año amargo.

El rector del Alma Máter, Ignacio Peña confirmó que tal y como lo anunció hace varias semanas, ya no hay ni un peso partido por la mitad en las arcas de la UAN pero hay la esperanza de que el Gobierno del Estado, consiga que las autoridades universitarias firmen un convenio con la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La noticia cayó como balde de agua fría a los trabajadores de la universidad quienes tenían la esperanza de escuchar mejores noticias porque ya son más de siete años que sufren este tipo de problemas cada fin de año.

“Ya no tenemos recursos para el día 30 de noviembre poder pagar la quincena pero -por otro lado-, seguimos manteniendo las conversaciones con la Secretaría de Educación Pública que afortunadamente encabeza el gobernador del estado, él nos está apoyando mucho en ese sentido”, indicó el rector.

Incluso, la semana pasada estuvieron en la Ciudad de México con autoridades de la SEP donde manifestaron la intención de la firma de un convenio. Para ello, la universidad deberá hacer algunos movimientos para poder obtener el recurso y cerrar de mejor manera el presente año.

“Yo a estas fechas, sí quiero ser muy claro, no veo opción de que podamos pagar la segunda quincena noviembre. Lo qué si veo opción es a poder tener acceso a la firma de un convenio que nos permita para diciembre obtener recursos y poder pagar los salarios adeudados y las prestaciones adeudadas”, afirmó.

Finalmente, Ignacio Peña detalló que existe un déficit de 800 millones de pesos, de los cuales la mitad, es decir, 400 millones se les debe al IMSS, Infonavit y SAT Isaac y 400 millones que se deben de prestaciones y salarios a los trabajadores de la Máxima Casa de Estudios.