Las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles, afirma el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell

México; domingo 28 de noviembre del 2021/agencias.- Hasta ahora no se ha demostrado que la variante del COVID-19 conocida como Ómicron “sea más virulenta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas”, dijo el sábado el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

En un mensaje en Twitter, el encargado de la estrategia para atender la epidemia señaló que algunos datos sugieren que la variante “tiene mayor transmisibilidad” que las previas.

“Ómicron es la más reciente variante de preocupación del SARS-CoV-2; algunos datos sugieren que tiene mayor transmisibilidad que las previas”, apuntó el funcionario.

“No se ha demostrado que sea más virulenta ni que evada la respuesta inmune inducida por las vacunas”, añadió.

Además, indicó que restricciones de viajes o cierres de fronteras “son medidas poco útiles”.

“Las restricciones de viajes o cierres de fronteras son medidas poco útiles; afectan la economía y el bienestar de los pueblos”, expresó López-Gatell en un segundo mensaje.

Además, dijo que “la información difundida sobre los riesgos de la nueva variante es desproporcionada respecto a lo que muestra la evidencia científica existente”.

El viernes, ante el reconocimiento de Ómicron como una variante “de preocupación” por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las autoridades sanitarias mexicanas indicaron que se encontraban “actualizando protocolos de vigilancia genómica para la búsqueda intencionada de dicha variante”.

Y en caso necesario, “las medidas sanitarias que se tomen serán guiadas por la evidencia científica disponible”.

El sábado, la Secretaría de Salud registró 245 nuevas muertes por COVID-19 para un total de 293,859 defunciones confirmadas, además de otros 2,956 casos para llegar a 3 millones 882,792 contagios.

Esta semana el país sumó 17 semanas consecutivas de descenso en los contagios tras una tercera ola que alcanzó su pico entre julio y agosto.

El martes pasado, precisamente López-Gatell presumió de una “reducción cuantiosa” y “sostenida” de los casos y de una “intensidad epidémica menor” tras dejar atrás la tercera ola de contagios.

Esto, a pesar de que el secretario de Salud, Jorge Alcocer, declaró ese día que en el país “se presentan pequeños indicios de una cuarta ola”.

En México, según el programa de vacunación, que contempla a todos los mayores de 18 años, se han aplicado más de 132.09 millones de dosis.