La dura derrota del domingo moviliza a priistas contra Alito y otros dirigentes

Ante la elección federal de 2024, el PRI llegaría exactamente como el PRD: sin ningún Gobierno estatal y dependiendo sólo del PAN, por lo que militantes exigieron que se renueve la dirigencia nacional del partido de manera inmediata.

Ciudad de México, 8 de junio (SinEmbargo).– Luego de la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la elección del pasado domingo, el Frente Nacional “Democracia y Justicia Social” exigió la “renovación inmediata” del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), que encabezan Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria por haber sumido al partido en una “profunda crisis”.

Ante la elección federal de 2024, el PRI llegaría exactamente como el PRD: sin ningún Gobierno estatal y dependiendo sólo del PAN, por lo que militantes exigieron que se renueve la dirigencia nacional del partido de manera inmediata.

Ciudad de México, 8 de junio Luego de la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la elección del pasado domingo, el Frente Nacional “Democracia y Justicia Social” exigió la “renovación inmediata” del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), que encabezan Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria por haber sumido al partido en una “profunda crisis”.

El Frente Nacional reconoce que el PRI se encuentra en una profunda crisis, y como prueba son “los fracasos electorales de 2021 y 2022, en las que sólo se ganó una de las 20 gubernaturas que se eligieron y se perdieron 10 estados que ya gobernaban.

Por ello propusieron tres coas:

1. La renovación inmediata de la dirigencia nacional a fin de iniciar una nueva etapa con una dirigencia de consensos. “Es una congruencia del balance de resultados a los retos inmediatos, es una cuestión de ética política, honestidad, responsabilidad, de dignidad y de atención superior al partido”.

2. Que se revise la integración del Consejo Político nacional y de los Consejos Estatales a fin de elegir de forma incluyente los órganos de Gobierno del PRI.

3. Se convoque a una Asamblea Nacional Extraordinaria para actualizar estructuras, renovar estrategias y elaborar un Proyecto Alternativo de Nación que sea referente y que constituya la alianza “Va por México” en una auténtica propuesta de coalición.

Invitaron a todos los militantes priistas a fortalecer al partido.

Morena logró consolidarse como la principal fuerza política de México y luego de la jornada electoral del pasado domingo queda con el poder de 20 entidades, seguido del Partido Acción Nacional (PAN) que tiene bajo su control cinco estados.

Del otro lado están los números históricos del PRI: perdió Hidalgo, uno de sus principales bastiones, con una de sus principales militantes, Carolina Viggiano. También se despide de Oaxaca, estado que había recuperado hace poco con Alejandro Murat Hinojosa. Sin embargo, en alianza logró colocar a Alejandro Villegas Villarreal como el virtual Gobernador de Durango.

“Un PRI débil no conviene a nadie, no conviene a la democracia mexicana y a la pluralidad política; no conviene a la alianza Va por México, no conviene al país”, detallaron. Foto: Twitter, @alitomorenoc

Junto con el triunfo en Durango, el PRI mantiene sus gobernaturas en el Estado de México y Coahuila, las cuales se disputarán el próximo año con un escenario sombrío, porque en uno de los dos deberá ceder la candidatura al PAN, con lo que, de ganar en el otro, sólo tendría una Gubernatura de sello netamente priista y, de perder, se quedaría sin ninguna.

Es decir, ante la elección federal de 2024, el PRI llegaría exactamente como el Partido Revolucionario Demócrata (PRD), sin ningún Gobierno estatal y dependiendo sólo del PAN.